• Content blog for candidates3
Candidates
Mi experiencia como Líder de equipo en The Personal Shopper Agency

03/05/23

Después de 2 años de dedicación como Personal Shopper en la agencia, obtuve mi ascenso como Líder de equipo en mi ciudad, donde he podido demostrar que mi pasión por la moda nunca dejará de existir y que no hay nada que me satisfaga más que la alegría de los clientes al recibir sus artículos de lujo.

Mi nombre es Renata y quiero contarles la historia de cómo logré convertirme en Líder de equipo en The Personal Shopper Agency, una empresa con la que he trabajado durante 4 años y que me ha brindado oportunidades inigualables.

¿Quieres conocer mis primeras experiencias como Personal Shopper? Échales un vistazo aquí.

  1. Dedicación y Responsabilidad
  2. Líder de un equipo extraordinario
  3. El trabajo perfecto

​​​​​​​


 

Dedicación y Responsabilidad

mujer-hablando-por-teléfono

Mis primeros pasos en el mundo de las compras de lujo fueron un tanto inciertos e inseguros, no puedo negar que tenía muchas dudas cuando comencé mi trayectoria como Personal Shopper, principalmente porque pensaba que era un trabajo demasiado bueno para ser verdad y que era imposible que alguien me pagara por adquirir productos de lujo para clientes.

Sin embargo, todas mis dudas se disiparon con el tiempo y pude comprender el verdadero propósito de una agencia de Personal Shopper; la empresa es el puente que conecta a los clientes con las casas de moda más influyentes del mundo, es una puerta de acceso que facilita el alcance a productos exclusivos que no se pueden encontrar con tanta facilidad. Y, por supuesto, los Personal Shoppers son esos mensajeros que hacen posible que el cliente obtenga el producto.

Después de mis primeros servicios como Personal Shopper y algunos errores que cometí, como aquella vez en la que mezclé las etiquetas y envié dos bolsas exclusivas de Hermès a los clientes equivocados, pude aprender poco a poco hasta convertirme en una compradora muy dedicada y atenta, me atrevo a decir que en 2 años de trabajo ya me consideraba una experta en el tema de marcas y productos, incluso en envíos, aunque sea la parte que menos me gusta del trabajo.

Así fue que con el tiempo, el representante que me supervisaba supo que era hora de ofrecerme mayores desafíos y poner a prueba las habilidades que había desarrollado durante mi tiempo como Personal Shopper. Ahora estaría a cargo de un grupo de shoppers en mi ciudad, lo que significaba que era mi responsabilidad guiarlos para que comprendieran el trabajo y dieran lo mejor de sí.

En ese momento, cuando se anunció que sería ascendida a Líder de equipo, no pude contener mi emoción, pero después de la alegría inicial, comencé a sentir nervios. ¿Realmente estaba lista para guiar a otros? ¿Tendría éxito en esta nueva posición? ¿Tendría la capacidad de enseñarles como me enseñaron cuando me convertí en Personal Shopper? Todas estas dudas rondaban mi mente día y noche, pero como siempre, solo había una forma de responderlas, haciendo mi trabajo y dando lo mejor de mí.

Líder de un equipo extraordinario

mujeres-reunidas-en-una-mesa

Finalmente, llegó el momento crucial, mi líder de equipo me presentó a la primera compradora a la que guiaría en sus primeros servicios, se llamaba Laura, una chica bastante joven sin experiencia previa en el mundo del lujo. En ese momento me consideré afortunada de haberme informado sobre moda cuando comencé como Personal Shopper. De todos modos, era mi responsabilidad guiarla y enseñarle todo lo que necesitaba saber para que estuviera preparada para sus primeros servicios en las tiendas.

Así que trabajé con Laura durante un par de semanas y la instruí en todo lo que debía hacer en sus visitas a las tiendas de lujo: cómo vestirse, su actitud y algunos consejos sobre cómo ser amable con los vendedores, para que le fuera más fácil conseguir los artículos. Para mi deleite, Laura consiguió todos los productos que los clientes pedían y en pocas semanas logró obtener su primer bolso Constance de Hermès. ¡Fue un éxito! Estaba completamente orgullosa de ella.

A medida que pasaban los meses, mi equipo de Personal Shoppers crecía exponencialmente, ahora estaba a cargo de seis compradores, todos ellos dieron su mejor esfuerzo y, a pesar de algunos tropiezos, lograron conseguir los productos requeridos.

Durante este tiempo, mis enseñanzas para ellos fueron más allá de los detalles técnicos, porque yo era responsable de enseñarles que la compra de productos de lujo es algo muy delicado e importante, es un trabajo sencillo en esencia, pero requiere mucha responsabilidad y dedicación por parte de los Personal Shoppers. Es fundamental que siempre cuiden los productos que compran hasta que se envían al destino del cliente, porque cualquier cosa puede suceder y con un ligero error se puede perder un artículo valorado en miles de euros.

Hoy en día, todos mis Personal Shoppers trabajan de manera impecable, de hecho, tuve la oportunidad de ascender a un par de ellos a Líderes de equipo, por su gran responsabilidad y buen trabajo. Todos ellos son un gran ejemplo para los nuevos shoppers y mantienen en alto el nombre de la agencia, además de todos los valores que representa. Estoy muy orgullosa de mi equipo y no los cambiaría por nada.

El trabajo perfecto

mujer-caminando-por-la-calle-con-bolsas-de-compra

Ser Personal Shopper y ahora Líder de equipo ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida laboral, y esto se debe a múltiples razones, pero para mí las más importantes son la experiencia adquirida al trabajar en el mundo del lujo y, en segundo lugar, la posibilidad de convertirme en una clienta influyente de las tiendas oficiales.

Además de estas ventajas, los ingresos adicionales me han sido extremadamente útiles en los meses en los que mis gastos regulares aumentan, o cuando quiero recompensar mi esfuerzo con algún capricho. Y lo mejor de todo es que no he tenido problemas con el régimen fiscal en mi país y me he adaptado bastante bien a declarar los ingresos anualmente.

Sin embargo, una de las cosas que más valoro de trabajar en The Personal Shopper Agency es que puedo organizar mi tiempo de manera óptima sin perder nada en mi trabajo regular y en mi posición como líder; tengo la capacidad de trabajar en el horario que me conviene mejor, dar lo mejor de mí y sin estresarme demasiado. Esto, sin duda, es uno de los puntos más valiosos.

Por último, la experiencia y la satisfacción de poder liderar un equipo de compradores tan diligente y eficiente es otra de las grandes ganancias que obtengo al trabajar con The Personal Shopper Agency. Definitivamente, si le hubiera preguntado a la Renata adolescente dónde se vería en 15 años, nunca hubiera imaginado lo feliz que sería.

Si siempre has soñado con una carrera en el mundo de la moda y el lujo, o si deseas combinar tu trabajo regular con una ocupación cómoda que genere ingresos adicionales, no dudes en postularte para convertirte en Personal Shopper. Te aseguro que las posibilidades son infinitas.

Leave a comment

Please Login to leave a comment

Comments (0)